Grietas

grieta-dinamica-1024x768

Como algunos saben, hace poco me endeudé con la compra de un pequeño departamento en la Ciudad de México. El tener un techo bajo el cual refugiarme me llenó de alegría y durante algunos meses me sentí el amo del universo, casi como He-Man.

Pero ocurrió una cosa bastante rara. Tras volver de Brasil, tuve una pesadilla. Lo extraño no sólo es la pesadilla, porque yo no suelo tener sueños mientras duermo, sino el modo en que el ésta se ‘trasladó’ a la realidad.

Resulta que en mi sueño había una especie de temblor y las esquinas de mi departamento comenzaban a sacudirse. Las trabes saltaban de su lugar y veía cómo se abrían grandes grietas que hacían caer el yeso de la pared. Todo esto lo veía mientras estaba recostado en mi cama. El temor me hizo pararme de un brinco y salir a verificar el estado del resto del departamento. Por todos lados había destrucción.

En el tiempo del sueño, poco pasó para que volviera a la vigilia, en donde aparentemente reinaba la calma. Continué mis actividades con normalidad y ayer por la noche, mientras cenaba, me llamaron la atención unas marcas en la pared, similares a las rayas de un lápiz. Al acercarme, me di cuenta que eran grietas que subían en forma de escalera desde el contacto de la luz hasta la parte media de la pared, luego se hacían más finas y se perdían en la parte alta del techo.

Como me ha dicho una amiga, puede ser que las grietas ya las hubiera visto, aunque no las hice conscientes, por lo que se manifestaron en el sueño. Lo cierto es que las grietas han sido un sentido recordatorio de dónde pongo mi confianza. Hasta un “buen proyecto” como lo es comprar una vivienda puede reducirse a nada. Ha sido inevitable recordar la parábola bíblica de aquél hombre que construyó su casa sobre arena y el reclamo consiguiente a edificar sobre roca (algo que cualquier arquitecto con tres dedos de frente sabe bien, pero que parece que ignoró la constructora). Por lo demás, ya he avisado a la inmobiliaria para que vengan a verificar la pared y descarten si se trata de una fisura estructural o un simple asentamiento del recubrimiento del muro.

Mientras tanto, la grieta en mi pared funcionará como signo.

Anuncios

Autor: Víctor Vorrath

El gusto por contar historias me llevó al periodismo y la literatura; la pasión por la filosofía, a la docencia. Chilango reincidente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s